EspañolPortuguêsEnglish

Sobre el Ozono

Sobre el Ozono

Para muchas personas, el primer pensamiento que viene a la mente cuando se habla de ozono, es la capa de gas presente en la atmósfera de la tierra, la famosa capa de ozono.
¡El gas ozono es mucho más que la capa que nos protege!
Es un gas con infinitas aplicaciones, en los más diversos campos de actividad humana.

Imitando a la naturaleza

Todo lo aprendido sobre la aplicación del ozono en el área industrial no es otra cosa que, imitar a la naturaleza, por lo tanto, se trata de un proceso natural, seguro, limpio y económicamente viable.

Cuando la mayor parte de la gente piensa en el ozono, piensa en la capa de gas presente en la atmósfera de la tierra y que nos protege de la acción de los gases ultravioleta.

Sin embargo, este gas, que a veces puede ser detectado como un olor fresco después de las tormentas y actualmente una valiosa herramienta para una variedad de usos industriales con compromiso ambiental.

Historia

1840

Schönbein descubre el ozono, y apunta sus propiedades.

1857

El primer generador de ozono fue desarrollado por Werner Von Siemens en Alemania.

1881

La primera evidencia de uso del ozono con función desinfectante se atribuye al Dr. Kellogg en su libro sobre la difteria.

1893

Primer tratamiento de agua con uso de ozono, instalado en Ousbaden, Holanda.

1982

La FDA declara GRAS para uso en agua embotellada.

2001

La FDA atribuye el título GRAS para el ozono, y permite su uso como antimicrobiano para alimentos.

2008

La FDA permite el uso del ozono como aditivo directo en los alimentos.

Ozono en la naturaleza

Un sistema natural de auto-limpieza.

En la naturaleza existe un ciclo del oxígeno, así como existe un ciclo del agua.

El oxígeno se libera de los vegetales durante fotosíntesis. El O2 es más ligero que el aire y flota en la parte más alta de la atmósfera. En la región de 20-30 km de altura, fuerte radiación ultravioleta (185-200 nm) bombardea el oxígeno convirtiéndolo en ozono. El ozono generado de esta forma existe como una capa muy fina en la atmósfera y bloquea la porción del espectro del UV que absorbe durante la conversión O2 - O3.

La concentración de O3 producida en una tormenta media es a menudo 3 veces mayor que el límite permitido por el EPA. Este ozono es el responsable del maravilloso aroma fresco después de la lluvia es una herramienta más del sistema natural de auto limpieza que nos es ofrecido por la naturaleza.

La producción es dependiente de la cantidad de energía liberada por el sol.

Durante la noche y en los polos de la tierra durante el invierno no hay ozono, ya que no hay energía solar. El ozono es producido constantemente en la alta atmósfera cuando está expuesta a la luz del sol (UV).

El ozono es más pesado que el aire, así que una vez formado comienza a decantar en la atmósfera.

En este movimiento descendente ocurre la reacción del ozono con cualquier contaminante que encuentre, limpiando el aire. Un sistema natural de auto-limpieza.

Ventajas del Ozono

Comparado con el cloro, el ozono ofrece muchas ventajas en el procesamiento de alimentos y bebidas y en la sanitización de materiales y superficies. El cloro se ha utilizado como producto de primera elección en la industria alimentaria, pero se sabe que muchos subproductos son derivados de la acción oxidante del Cloro, como la formación de THM (trihalometanos), cloraminas, dioxinas que se producen en la reacción de cloro con materia orgánica. Estas sustancias se conocen como carcinogénicas.

Ozono

Ozono

No causa alergia o irritaciones y no descolora la ropa ni piscinas de vinilo.

En contacto con otros compuestos, se disocia del oxígeno.

El ozono es un excelente desodorizador, despolarizador y clarificador.

No deja residuos.

No necesita transporte o consume insumos, se produce en el local.

Cloro

Cloro

En el tratamiento de piscinas causa problemas como irritación en los ojos, piel y decoloración de la ropa.

En contacto con proteínas, genera compuestos orgánicos clorados (cloraminas), sustancias que contaminan el medio ambiente y son cancerígenas a los humanos.

Deja olor, gusto y coloración blanca en el agua.

Genera compuestos tóxicos, llamados trialometanos.

Necesidad de adquirir y transportar productos químicos peligrosos.

Marco regulatorio

El 23 de junio de 2001, el organismo estadounidense de la FDA (Food and Drug Administration) concedió el título GRAS (Generally Recognized As Safe, o comúnmente reconocimiento como seguro) al ozono, para uso en aplicaciones con contacto con alimentos.